viernes, 29 de agosto de 2008

Pueblos propios de 'América'


Dibujo: Asombrosa producción

La belleza poética y perfección de las concepciones culturales, de los principios filosóficos; su actitud ante la vida, su respeto y prudencia, su arte; la precisión de sus trabajos, ya sea para obtener el aprovisionamiento discreto mediante la recolección, como en los sembradíos, en la construcción ciclópea de canelones y andenes, de sistemas de riego, en la organización de las comunidades, en los edificios, cerámicas, estelas, telares; todo es ta perfecto, que calificar a sus realizadores como pertenecientes a 'pueblos primitivos' resulta un insulto y una burla a la inteligencia.

Estación Tiwanaku


Dibujo: Plano de Tiwanaku

Hoy Tiwanaku se encuentra a 3.843 metros sobre el nivel del mar, a 20 km. del lago Titicaca, (a unos 70 kilómetros de La Paz, capital de Bolivia - Sudamérica), en una región inhóspita con muy poca vegetación y un clima hostil.

La altura en la que fue construida la pone a salvo de cualquier ascenso del nivel de las aguas, o tal vez la fue subiendo el ascenso de la Cordillera de los Andes.
Las ruinas que hoy se ven son las séptimas, ya que se han ido reconstruyendo los monumentos una y otra vez.
Hay un camino que une Tiwanaku con el mar; justo en ese lugar llega la corriente fría del Perú (con una potencia de transporte de 15 Sv), y parte hacia el Oeste la corriente cálida Ecuatorial del Sur (con una potencia de transporte de 50 Sv).

Nan Madol

Ciudad construida sobre los arrecifes de coral, en la costa de la isla Ponape o Pohnpei, Carolinas Orientales, Micronesia.
Sobre los arrecifes de coral se depositaron columnas naturales de basalto, en forma horizontal, formando 91 islotes; sobre ellos se elevó la construcción de ciclópeas edificaciones, también de basalto.
La construcción está orientada hacia el Este y se la denomina: El Templo de la Anguila Sagrada; fue realizada por los instructores y constructores Olosipe y Olosaupa en el lugar en que percibieron el camino por la diferente coloración del agua.

Pero por debajo de estas construcciones, a 9 metros bajo el nivel del mar se eleva "La Ciudad de Nadie", con bóvedas de piedra, monolitos y columnas verticales de basalto. En 1939 buzos japoneses encontraron allí sarcófagos de platino con sus momias. Todo está prohibido y cerrado al público.

Proponemos la Hipótesis de que tanto la edificación antigua, como la más reciente Nan Madol, son Estaciones - Puertos (pertenecientes a distintas épocas) del tráfico marino hacia y desde Abya Yala - América sobre las corrientes marinas. El lugar está estrategicamente ubicado entre la llegada NE de la corriente cálida desde 'América' y la salida SE de la corriente fría hacia 'América'.

Indicios de la Gran Cultura del Pacífico


El Hopi: Pueblo de Paz, se dice sobreviviente del último gran cataclismo, la inundación del continente Oceanía.
"Nosotros, los Hopi, creemos que la raza humana ha atravesado por tres mundos y formas se vida diferentes desde el principio. Al fin de cada mundo anterior la vida humana ha sido purificada o castigada por el Gran Espíritu "Masáu" debido principalmente a la corrupción, a la codicia y por alejarse de las enseñanzas del Gran Espíritu. La última gran destrucción fue la inundación que destruyó a todos excepto por unos cuantos justos que pidieron y recibieron el permiso para vivir con él en su nueva Tierra. El Gran Espíritu dijo:
- Depende de Ustedes, si desean vivir a mi manera pobres, humilde y simple. Es difícil, pero sí Uds. están de acuerdo a vivir conforme a mis enseñanzas e instrucciones sin nunca perder la fe en la vida que les otorgue, pueden venir y vivir conmigo".


En Oceanía, las islas de Tonga, Pascua, la isla mágica de Pohnpei con su ciudad acuática -Nan Madol-, y las islas Marianas parecen recordar los tiempos de Lemuria.



En Uxmal, Yucatán, hay una inscripción en un templo en ruinas que conmemora a “Las Tierras del Oeste, de donde venimos” y una pirámide fue construida en el suroeste de la Ciudad de México, de acuerdo con sus inscripciones, en memoria de la destrucción de “Las Tierras del Oeste”: la Gran Pirámide de Cholula o Tlachihualtepetl.

En la costa de la isla japonesa de Yonaguni, el arqueólogo británico Graham Hancock exploró las estructuras hechas por la mano del hombre talladas en roca, con terrazas y escaleras que parecen de pirámide, con una longitud de 200 metros, precisamente en el eje norte-sur.
En otros lugares del Pacífico, cerca de las islas de Tahití, Tonga, Ponhpei, Kosrae, Guam, Rota y Tiñan, hay construcciones similares que aguardan una investigación más cercana.

jueves, 28 de agosto de 2008

Los cataclismos y las Eras


Cada gran cambio climático es cataclísmico, y provoca para los humanos el Final de una Era.

Los Hopi -del SO de EE.UU.- registran en su memoria cuatro eras con extraordinaria precisión y detalle.

En la Primera Era describen un planeta no sólo sin vida, sino también sin agua, sin atmósfera y sin sonidos -exactamente como los planetas cercanos y sus lunas, verificados por la ciencia hoy-, y explican con la mayor sabiduría que la biosfera que construyó la posibilidad de vida es una frágil red de tela de araña que entreteje el poder de los volcanes y las aguas con la energía solar para crear a las plantas, quienes fabrican el aire respirable que se exparse en suave y ordenado movimiento sustentando a los pájaros y a los animales de las cuatro direcciones del mundo.

Dibujo: Construcción de la Biosfera habitable


El nivel del mar es variable


Dibujo: Océano Pacífico

Períodos glaciares: nivel del mar bajo; más tierras.
Períodos interglaciares: nivel del mar más alto; menos tierras

La superficie del planeta Tierra ha sufrido alternativamente varios períodos glaciares, y otros tantos interglaciares en los que se produce el deshielo polar.
En los períodos glaciares el nivel del mar disminuye por el acumulamiento del agua en forma de hielo en las regiones polares.
La última glaciación comenzó hace 115.000 años, con una primera transición al frío que en muchas partes ocurrió rápidamente. La acumulación rápida de hielo continental supuso una bajada de unos 50 metros.
Hubo una segunda gran acumulación de hielo en los continentes entre hace 85.000 y 75.000 años, comenzando entonces la segunda fase de la glaciación, mucho más fría que la primera.

Hace unos 30.000 años comenzó a nivel global la fase más aguda de la glaciación, el Ultimo Máximo Glacial; duró más o menos hasta hace 18.000 años. El nivel del mar bajó a una cota situada unos 120 metros por debajo de la actual.

Los caminos del agua


El 29 de enero de 1992 un barco procedente de Hong Kpng perdió parte de su carga en medio del océano Pacífico. Transportaba juguetes de baño. 29.000 patitos, tortugas y ranas de plástico cayeron de esa manera al agua para navegar a la deriva. Tiempo después las trayectorias de estos patitos ayudaron a los científicos a dibujar las corrientes superficiales del mar. »http://www.blojer.com/2008/06/18/sondas-indestructibles-para-mapear-las-corrientes-oceanicas/

Este hecho aleatorio contribuye a demostrar que las corrientes marinas obran como vías de transporte rápidas y eficientes, que cruzan los océanos en ambas direcciones.
Gracias a las corrientes marinas se han dispersado las culturas; así es como símbolos y criterios de un lado del océano reaparecen luego en la costa opuesta.
Desde hace muchos miles de años los humanos son navegantes.
Para hacer la reconstrucciones de estas interinfluencias basta con estudiar las culturas de manera comparada.

Continente de Oceanía


Dibujo: Océano Pacífico en el interglaciar

Océano Pacífico

Continente de Oceanía. Este continente, ubicado mayoritariamente en el hemisferio sur, está compuesto por islas, por lo que tiene una gran presencia de agua en decenas de millones de km2. Su porción terrestre es de solo 8.505.070 km2, 85% de los cuales corresponden a Australia.

Las islas de Oceanía se agrupan en:


Australasia: Australia y Nueva Zelandia.
Melanesia: Grupo de archipiélagos ubicados al noreste de Australia. Comprende Papúa-Nueva Guinea, las islas Salomón, Vanuatu y las Islas Fiji.
Micronesia. Multitud de pequeñas islas, generalmente de coral, ubicadas al norte de Melanesia y al oeste de la Polinesia. Incluye a los Estados Federados de Micronesia, Palau, Islas Marshall, Kiribati, Nauru, Tuvalu y las Islas Marianas del Norte (semi independiente).
Polinesia. Son todas las tierras dispersas en el Pacífico, entre Australia y América. Comprende a Samoa Occidental, Tonga, la Polinesia Francesa y Hawai (EE.UU.). Además, de la islas de Pascua y Sala y Gómez, que son chilenas.


* Ponhpei es Estado de Micronesia.

miércoles, 27 de agosto de 2008

La Gran Cultura del Pacífico


En Oceanía se menciona a HAVAIKI, HAWAIIKI, HAWAI‘IKI, HAWAII‘IKI, HAVAI‘I O HAWAI‘TI
Se dice que se trata de una ‘isla imaginaria’ o desaparecida.


Los Hopi de la meseta central de EE.UU. dicen provenir de KASSKARA, un continente sumergido.

Es HIVA para los pascualences – Isla de Pascua

Es HAWAIKI para los maoríes


Durante los 90.000 años que duró la última glaciación el nivel del mar estaba más bajo; las poblaciones son siempre costeras, entonces estaban asentadas en lugares que resultaron anegados cuando se produjo el deshielo.
Por la profundidad en que se encuentran hoy las ruinas submarinas es posible datar la antiguedad de la construcción.
Lo que hoy son islas en el Pacífico eran territorios amplios y culturalmente muy auspiciosos.




martes, 26 de agosto de 2008

Proyecto extranjero y proyecto local


Dibujo: Mujer esmeralda

La pobreza es un invento del capitalismo de mercado europeo. Los grupos humanos se convierten en “pobres” cuando no se ajustan a las condiciones de producción-consumo.
Existen productos necesarios, como el agua potable, el alimento, el combustible y ahora la electricidad, la vestimenta, los materiales de construcción. Existen productos culturales tales como gaseosas, productos alimenticios, ropa, espectáculos envasados, electrodomésticos, vehículos de transporte, medicamentos, etc.
El capitalismo de mercado denomina “primitiva” a la gente que sabe aprovechar los productos naturales espontáneos, caza y pesca, se teje sus prendas con fibras vegetales y/o animales, interpreta su propia música, prepara sus tisanas curativas y se traslada caminando.
El capitalismo de mercado se asegura de que todas las personas encuentren lo que necesitan sólo a través de sus proveedores, por eso se preocupa por homogeneizar a la población, por inculcarles los mismos usos y costumbres, y por enseñarles su propia lengua para que puedan hacer sus pedidos en el mostrador.
El que no trabaja para el sistema capitalista no obtiene billetes, y entonces no puede comprar.
Cuando no hay trabajo remunerado el fracaso de los negocios se perpetúa.
Desde la perspectiva de mercado existen tres clases de ‘países’:
- Los de elevado consumo son los “países desarrollados”.
- Los que se esfuerzan por sujetar a toda su población a la cadena de consumo son los “países en vías de desarrollo”.
- Los que tienen una población díscola, que se autoabastece, son considerados “países subdesarrollados”.
Los expertos en ‘desarrollo’ están de acuerdo en que la primera condición para el crecimiento de los negocios es evitar que la población se autoabastezca, para lo que es preciso eliminar todos los bosques, expulsar de sus tierras a todos los nativos, y contaminar las aguas.
Pero supongamos por un momento que se abandona la vieja política capitalista de mercado y se permite la autonomía de las naciones originarias; de todos modos la economía de mercado saldrá favorecida, ya que en tanto las poblaciones hoy marginales generen dinero irán corriendo a comprar los productos occidentales, de los que son los más devotos.
Para ser capitalista de mercado se precisa tener el propósito firme de ganar dinero día y noche; esto puede lograrse por malos y buenos métodos. Si se lo hace con métodos honestos hace falta tener aptitudes, políticas públicas apropiadas y alentadoras, impuestos bajos. Será imprescindible desarrollar con énfasis la visión empresaria, el trabajo duro, la habilidad de detectar y utilizar las oportunidades de objetos vendibles.
Pero sabemos que los recursos naturales tienen un límite y una condición, de modo que ser despilfarrador, producir y consumir hasta reventar, es una estupidez.
Se requiere de una decisión política diferente para ser moderado, austero, pertinente.
La economía es una de las variables sociales, pero no “la variable”.
La organización es la variable.
Si se busca el avance económica a ultranza todo lo demás queda derogado, y lo demás es lo que hace a la existencia humana.

Para que las sociedades se desarrollen en forma pacífica, económica y armónica por muchos miles de años, lo que se ha de buscar es el avance de la gente como personas. Su respetabilidad, ese es el objetivo.

Los idiomas originarios


Dibujo: Mensaje cifrado

La cuestión de los idiomas tiene que ver con el derecho al territorio.
El idioma marca el territorio.
En todo el territorio adjudicado por los Dioses a una etnia se habla el idioma de la etnia para marcar el territorio.
Quién dice que se olviden los idiomas indígenas y se hable el español por ejemplo, está diciendo que se someta todo el territorio al control de la colonia. Cuando se impone el idioma inglés, por ejemplo, es a ellos a los que se somete el territorio.
Cuando se dice que un idioma desapareció, se está diciendo que por fin se logró desbaratar una nación originaria.

Cuando se dice "murió el último de su raza", se está queriendo decir "desapareció el último heredero legítimo de los Dioses", con todas sus consecuencias legales.

lunes, 25 de agosto de 2008

La cuestión indígena


Imagen: Mujer shelk´nam

Para los que menosprecian la cuestión indígena:

Como digo, éste es otro continente, otro lugar. No es África, Asia, ni mucho menos Europa. Es un lugar con una cultura propia, aunque por supuesto emparentada con aquellas con las que tuvo intercambio y contacto cultural.

La realidad –dice la definición indoamericana- consta de lo que se ve y de lo que no se ve, porque el humano tiene un umbral de percepción, y eso no quiere decir que más allá de su capacidad de ver, oler, escuchar y palpar no haya nada más.
Los occidentales superan sus limitaciones con microscopios, telescopios y diversos medios de resonancia, o sea, con tecnología. Los nativos lo hacen forzando sus umbrales mediante prolongadas secciones de cánticos monocordes, también mediante la danza, con ceremonias diversas y con la ingesta de sustancias alucinógenas.

No es que los occidentales no consuman de esas sustancias - aquí no vamos a ser hipócritas- sólo que no debe ser para ver a los espíritus de más allá.
El afán de ver más allá está vinculado al propósito de percibir la causa de las dificultades, para solucionarlas. Lo que entiende el indígena es que las dificultades no son fáciles de resolver; cuando hay desavenencias, disgustos, mala predisposición, injusticia, injusticia muy profunda y muy ciega denominada “maldad”, es muy difícil llegar a una solución correcta.
Los occidentales acostumbran a resolver esos conflictos por la fuerza; se agreden, se golpean, y el más cruel gana; así dirimen sus cuestiones, lo que no es de personas verdaderamente civilizadas, ¿no?

Grandes culturas ancestrales


Dibujo: Códigos ancestrales

Antes de ahora hubo grandes culturas; esto es un hecho irrebatible, y si no véanse donde quiera los grandes vestigios del pasado: las pirámides de Gizet con su esfingie, las culturas del Norte de África, luego las culturas de las Islas Canarias, Angkor, los templos mayas, las pirámides de Mesoamérica, de China, las Casas de Sabiduría de Sudamérica (Tihuanaku, Sechin, Caral, Nazcas, Mochicas), el Tíbet, Siberia, la isla de Atlas, hijo mayor de Poseidón y Clitos, vestigios en Medio Oriente (Petra), vestigios en las costas sumergidas de Japón, vestigios entre Yucatán y Cuba, en la Polinesia (Nan Madol)...


Pero lo importante en todo caso no son los rastros y vestigios en sí, sino el pensamiento y la organización de aquellas culturas superiores.


El punto principal de la cuestión humana es el territorio. Las culturas anteriores a ésta -desde nuestra perspectiva, 'antiguas'- respetaban en calidad de "sagrado" el territorio de cada pueblo, y lo consideraban otorgado por los "Dioses" o Determinismo Superior. O sea que ponían como testigo del Derecho al Poder Mayor. Decían que ese Poder era superior al Sol -que no era más que su Hijo- y estaba más allá y más arriba, en el tiempo y en el espacio. Al punto que son muchas las cosmogonías que afirman que el humano -hombre y mujer- fueron creados a partir del barro de ese lugar determinado, y véase que poderosa analogía: el que habita un territorio con cuyo barro fue creado por los Dioses locales, es el verdadero dueño del lugar.


Su absoluta religiosidad no tiene nada que ver con superstición y paganismo, como suele decirse, sino con su método de disciplina social; los acuerdos sociales celebrados entre representantes de las familias estaban hechos con la mayor honestidad y sin intenciones de mentir o prevalecer, eran inspirados y refrendados por los ilustres antepasados, cuya línea de acción y propósito se continúa.


A pesar de que saben escribir la educación es oral, así se aseguran de que los conceptos y enseñanzas sean comprendidas, asimiladas y aceptadas. Los Dioses o Poderes Superiores no son representados, no se los pone afuera, así se aseguran de que sean interiorizados.


Para aquellas culturas poco importaban los mapas, aunque los diseñaran y los tuvieran. Lo más importante no era ubicarse en relación a los vecinos y congéneres, sino determinar la ubicación del propio territorio en relación a los astros proveedores de energía; de la energía de rebrote, de la energía de maduración, de la energía de reproducción. La administración de las energías garantizaba la supervivencia del grupo.

domingo, 24 de agosto de 2008

Calendario LuniSolar


Dibujo: Calendario LuniSolar

Los pueblos indoamericanos tienen calendarios solares y calendarios lunares; a esto se lo denomina: Calendario lunisolar.
O sea, se tienen en cuenta los 365 días solares, que marcan las estaciones del año según el índice de luminosidad solar, diferente para cada latitud. En cada lugar las estaciones vienen con su propio régimen de lluvias, de aguas, de vientos.
Y se tienen en cuenta los 13 meses lunares de 28 días cada uno, con sus variaciones de luminosidad lunar, para sembrar, o bien para recolectar de lo sembrado espontáneamente.
La semana de 7 días es lunar ya que cada 7 días la Luna cambia de fase.
Como el objetivo es el autoabastecimiento no es posible vivir distraído y a la deriva; la clara conciencia de la fecha y la orientación cardinal son imprescindibles.

Americano


Dibujo: 'americano'

- Nunca, jamás, tuve ese setimiento, pero hay gente extranjera que está a favor del exterminio de la gente propia de aquí, como creen apropiado los "conquistadores".


- Nunca jamás consideré que debía recompensarlos con algún tipo de limosna, como creen los "civilizadores".


- Nunca jamás los vi como gente pobre. Me sublevan los servicios sanitarios gratuitos que no protegen la salud, los ministerios de acción social que se afanan por ubicarlos en villas apropiadas, a veces les dan alumbrado gratuito, y hasta les reparten chapas cuando una catástrofe arrasa con sus viviendas marginales.


- La definición de "indio" que sostengo no tiene nada que ver con que hablen su lengua originaria y se mantengan viviendo en sus lugares ancestrales según sus propios usos y costumbres. Ni siquiera tiene que ver que se reconozcan como tales.


- Tampoco me interesan las Declaraciones de Derechos de los Pueblos Originarios establecidas por los supuestos vencedores extranjeros. No me interesa el reconocimiento de su autonomía ni la libertad para practicar su propia cultura.


- Sólo entiendo que este continente no le pertenece al advenedizo, y cuando se está de ajeno sólo queda adecuarse a las propias disposiciones de los dueños de casa, en todo orden y sentido; y si no te gusta, te vas.

jueves, 21 de agosto de 2008

La sabiduría de los ancianos


Dibujo: La sabiduría de los ancianos

La Educación que proviene de las culturas avanzadas y previsoras es bien intencionada, y por eso mismo no descuida en ningún momento a sus educandos.


Si los hechos están unos vinculados con otros, no hay conducta que no tenga un pasado -un promotor-, y un futuro -un consecuente-.


En el presente la educación no consiste en adiestramiento concreto y advertencia clara. Que la enseñanza tome la forma de proyectos en equipo no es garantía de que los contenidos vayan a ayudar a los alumnos a adecuar sus conductas a los hechos.


Las más elevadas culturas no dejan jamás a la gente expuesta al error porque el error se multiplica, afectando toda la estructura social.


La supervivencia depende de lo correctamente alineadas que estén las ideas con la realidad. El error es desorden.


Sobrevivir depende de lo ajustado de las actividades a los hechos.

La cooperación y coordinación en las tareas son admitidas como la manera de hacerle frente con éxito a las condiciones naturales, pero el alumno ha de respetar la sabiduría del maestro, porque en ello le va la vida.


La Educación requiere de una programación minuciosa, de un sistema de enseñanza que asegure el aprendizaje, y de las mejores intenciones.

La superioridad de los austeros


Dibujo: Sincronización precisa

La vida requiere de precisa sincronización.

Las culturas austeras son superiores porque demuestran un mayor conocimiento, comprensión y adecuación a la situación de la Vida en el planeta y en el Universo.


Las culturas que ahora son denominadas "indígenas" no encajan en el marco teórico evolucionista occidental. Son culturas antidiluvianas, en un nivel muy elevado de madurez e integración biológica. Su desnudez denota su familiaridad con los elementos.


Dice el Biólogo argentino Raúl Montenegro, Premio Nóbel Alternativo de Biología recibido en Estocolmo-Suecia, en el año 2004:


- “Para los occidentales el éxito de una población se mide por la grandiosidad de los edificios y objetos que se producen, y por el poder de dominio y control sobre los demás. Estas ‘civilizaciones’ perduran a lo sumo 1.000 años y luego sucumben por agotamiento. Pero el éxito real es perdurar sin alterar el ambiente, de modo que sea posible la continuidad indefinida de la raza por 15.000 años o más. Este tipo de culturas es la que hace posible que la especie humana evolucione.
Los pueblos cuya herencia es inmaterial, son “más evolucionados”, “mejor desarrollados”. Son pueblos y culturas que han logrado lo que muchas de nuestras precarias civilizaciones intentan y no alcanzan, esto es, adaptar su vida al ambiente y constituir excelentes equipos de trabajo con los otros”.


Poema "Madre Tierra"


Dibujo: Madre Tierra
Jamás se oyó decir de alguno que acudiera en busca de tus favores y solicitara tus frutos, cumpliendo puntualmente los procedimientos del ritual, y haya sido desamparado por Vos…

Madre Tierra, generadora de vida

La que de lo más simple forma lo más complejo

La que acuna nuestros sueños

Todas las sendas diseñadas sobre tu ancha falda,

Los caminos señalados, los ando contigo

Nos otorgas frutos,

Nos ofreces remedios

Adornas nuestras noches con estrellas y cometas

Nos entregas amaneceres nuevos toda vez que nos sentimos perdidos

Tienes todo planeado

Tienes nuestro destino escrito

Nos sostienes de pie, hasta que tu vientre vuelva a cobijarnos, para hacernos renacer luego en el más oscuro y alejado enmarañado de la selva, dentro del mundo impenetrable y secreto que es tu Reino:

Nuestra alma aguardará suspendida como un halcón en el aire ese momento


Poema indígena

El derecho lo otorga la antigüedad


Dibujo: Aguas y lavas subterráneas

Los habitantes originarios del continente Abya Yala están organizados por grupos con identidad propia. La identidad la otorga estrictamente el territorio que ocupan.

Cada grupo es el guardián de un paisaje, más específicamente, de un paisaje poderoso, bello.

Su 'registro' de identidad y su derecho de ocupación lo otorga lo que ahora se denomina "mito", que es el relato y la prueba de la prolongada ocupación.


El derecho de ocupación lo otorga la antigüedad, y prueba de esa antigüedad es la cultura construida sobre el territorio: lenguaje autóctono, música propia, signos y símbolos propios y ancestrales, destrezas artesanales con los productos del lugar, conocimientos de las propiedades de la flora y las costumbres de la fauna, estricto conocimiento de los movimientos de los astros sobre el cielo, de los movimientos y ciclos de las aguas y demás elementos sobre el suelo, y de lavas y aguas subterráneas en el subsuelo. Familiaridad con los demás seres vivos y con los fenómenos climáticos, al punto que es posible andar desnudo sin temor, ya que uno le resulta familiar al entorno.


Sin antigüedad no hay derecho.

Ser Hijos del Sol


Dibujo: Sol muy resplandeciente

El Padre Sol es el proveedor de la energía de germinación, de la energía de rebrote, de la energía para el renacimiento de la naturaleza.

Los Hijos del Sol viven en forma comunitaria porque las tareas de la tierra, para la supervivencia, son pesadas y complejas. Y no sólo hace falta trabajar. Hace falta mucho conocimiento porque las plantas que nos sustentan tienen sus fechas precisas para ser sembradas y/o para ser recolectadas. Lo mismo para el régimen de vida y reproducción de los animales.


Entonces, ser Hijo del Sol requiere de un arduo trabajo. Los hijos del Sol no se ocupan de la meditación y la observación, salvo para saber en qué lugar está ahora el Sol, y hacia donde se dirije.

Todo lo demás es trabajo.

Las estaciones del año

La existencia en este continente Abya Yala se rige por dos principios básicos:

1. El respeto irrestricto hacia toda manifestación natural, hacia cualquier fenómeno de la naturaleza.

2. La principal observancia de los fenómenos naturales durante el proceso de declinación solar, lo que denominamos: el paso de las estaciones del año. La economía se rige por este proceso, por lo tanto los movimientos y desplazamientos de la comunidad se rigen por este movimiento del Sol.

Hijos de la Madre Tierra

Los de las montañas del norte
Los del altiplano
Los de los llanos
Los de los Andes del Sur
Los selváticos

Somos tantos que somos incontables

Muchos idiomas
Muchas etnias
Muchos Dioses
Muchos mandatos

Tal como regresan las estaciones, las aves
Regresa el mar y regresan las tempestades

Del mismo modo regresamos, traídos por el Poder del Sol y de la Luna

Regresamos a tomar la Tierra y sus bienes intocables y sagrados

Nadie más tendrá acceso; nadie volverá a ultrajar a nuestra Madre

Somos muchos y estamos regresando

Poema indígena

Datos personales

Mi foto
Soy un explorador de conocimientos, y los comparto.