jueves, 1 de enero de 2009

La necesidad del conocimiento

El humano por su propia naturaleza inquisitiva y reflexiva necesita del conocimiento, al que los diversos pueblos han llegado mediante tácticas distintas.
Se puede llegar mediante la Ciencia. Se puede llegar destinando una clase social (la sacerdotal) al estudio, la investigación y la meditación. Y se puede llegar de manera esotérica.
El shamanismo es la actividad fundada sobre este último tipo de conocimientos. El practicante del shamanismo es conocido como shamán. Hay muchas variantes de shamanismo en el mundo; lo siguiente son creencias compartidas por todas las formas de shamanismo:
- No hay Dios que rija nuestras vidas, ni Destino que nos determine. Sin embargo hay intención, interés, reglas estrictas a la que se ajustan los fenómenos, y –porqué nó- casualidad, coincidencia afortunada o desafortunada.
- Los pensamientos e intenciones de personas, animales, plantas y ríos, montañas, nubes, vientos, etc. existen y juegan un importante papel tanto en las vidas individuales como en la sociedad humana. Nosotros también lo creemos, salvo que los denominamos fenómenos naturales; leyes físicas.
- El shamán puede comunicarse con otras mentes por intuición, empatía o telepatía.
- La fuerza mental puede ser buena o mala.
- El shamán puede tratar enfermedades causadas por pensamientos malintencionados.
- El shamán puede emplear técnicas que inducen el trance para incitar éxtasis visionario: tiene que ver con las ondas cerebrales que se usan.
- El shamán puede dejar el cuerpo físico para entrar con su pensamiento en otros planos de la realidad y buscar respuestas. Esos planos hoy se conocen como “mundo astral”.
- El shamán evoca imágenes de animales como guías espirituales, para interpretar presagios, como portadores de mensajes.
El shamanismo se basa en la premisa de que lo real está dominado por fuerzas, pensamientos, intenciones no visibles pero que afectan la vida de los vivientes. El shamanismo requiere conocimientos individualizados y capacidades especiales. Los shamanes actúan solos. Los shamanes pueden juntarse en asociaciones, como han hecho los practicantes tántricos hindúes. Este término, Shamán (pl. shamanes), se refería originalmente a los curanderos tradicionales de las áreas túrquicas-mongolas como el Norte de Asia (Siberia) y Mongolia; šamán es la palabra túrquica-tungú para practicante y significa "el/la que sabe." Otros académicos afirman que la palabra viene directamente del idioma manchú.
Los shamanes realizan una plétora de funciones dependiendo de la sociedad donde practican sus artes: curación; liderar un sacrificio; conservar la tradición con historias y canciones; videncia; actuar como un psicopompo (en sentido literal, «guía de almas»). En algunas culturas, un shamán puede cumplir varias funciones en una única persona.
La cultura mapuche dice que existen brujos que puede reunir espíritus y levantar a los muertos para utilizarlos como esclavos, soldados e intrumentos para la adivinación.

Fechas coincidentes

Los sacerdotes mayas Ah Kin, poseedores de información matemática y astronómica, establecieron hace siglos que el mundo, tal como lo conocemos, nació el 13 de agosto del 3.114 a.C y se acabará, según los mayas, el 21 de diciembre del 2.012 a las 11:11 hs. local.
Se dice que el asteroide cayó el 29 de junio del 3.123 a.C.
Tenemos aquí una fecha muy similar. Alguna de las dos pueden estar equivocadas en unos pocos años.
"El mundo tal como lo conocemos"...O sea el mundo que se construyó luego de aquella catástrofe.

Datos personales

Mi foto
Soy un explorador de conocimientos, y los comparto.